Para consolidar su liderazgo en el mercado cervecero venezolano, Polar Light tiene el reto de presentar dos atributos bajo el mismo posicionamiento.

Atributo emocional: ser la cerveza ideal para rumbear.

Atributo funcional: ser la cerveza más refrescante de todas.