EL MOMENTO:

Fuimos invitados a participar en un pitch internacional para la nueva campaña de William Lawson’s. Nuestra propuesta fue ganadora frente a agencias de Holanda y Reino Unido.

LOS HECHOS:

William Lawson’s es un whisky que desafīa las convenciones sociales y de la categoría. Es una marca de espíritu rebelde. Requeríamos una comunicación irreverente pero no ofensiva para el consumidor tradicional.

EL TRABAJO:

Planteamos una comunicación multimedia, usando medios tradicionales para el consumidor tradicional y no tradicionales para el consumidor no convencional. Sobre el mensaje, la única regla era romper todas las reglas.

En OOH utilizamos dos vallas consecutivas. En la primera etapa que duró una semana, tuvimos una valla de una tienda de bodas, del lado derecho una valla de WL con un highlander en su habitat. En la segunda semana los motivos cambiaron, del lado izquierdo el novio solo alterado, mientras que del lado derecho ya no estaba el highlander, y el kilt del mismo y el vestido de novia colgaban de la piedra.